Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.
Aceptar

El error de contratar a la promotora equivocada

Noticia del 22 Abril 2019

El error de contratar a la promotora equivocada

El pensar contratar una azafata o promotora por tu cuenta, puede salirte muy caro. La no experiencia en este sector te puede jugar una mala pasada y contratar a la azafata o promotora errónea.

Algunos de los motivos por los que puedes contratar a la chica o chico inadecuado son un departamento de recursos humanos muy general que no tenga experiencia en contratación de azafatas para eventos o ferias. La falta de tiempo por una urgencia de última hora es todo de los errores más comunes. La selección del perfil de la azafata puede ser erróneo para el tipo de promoción que estás buscando. E incluso la falta de formación de la azafata puede llevar a que la promoción no se cumpla tal y como se esperaba.

Para no caer en estos errores, lo más cómodo para ti, es dejar en manos de empresas con experiencia y profesionales la contratación de chicas y chicos que se adecúen al perfil que se necesita para las acciones concretas para tu empresa. Las agencias de azafatas como Siglo XXI Azafatas, llevamos muchos años de experiencia ofreciendo un servicio de azafatas y azafatos para cualquier evento a nivel nacional e internacional, por lo que estamos acostumbradas a saber el perfil de cada una de nuestras chicas y chicos del equipo.

Además las agencias de azafatas sabemos en qué lugares buscar y publicar las ofertas de azafatas para dar con el perfil perfecto. Y lo más importante, tanto para la empresa como para la azafata, siempre va a haber alguien detrás para corregir los errores y enmendarlos para que finalmente se resuelva todo con éxito.